Próxima parada: ¡Glasgow!

Aquí le damos seis buenas razones por las que no se puede perder una visita a "Glaschu"

  • •••

Siempre verde
En gaélico, Glasgow significa "lugar verde y amado": existen más de 90 parques y jardines públicos para pasear y relajarse, como el Pollok Country Park o el Kelvingrove Park.

Activa
Aquí hay cosas para hacer los 365 días del año: desde festivales hasta partidos de fútbol, desde el cine art house hasta los clubs de comedia. Tan solo la oferta musical ya es inigualable, no importa si su música favorita es el jazz, el hip-hop, la música electrónica o la música clásica. Por algo será que esta ciudad, declarada como metrópolis de la música por la UNESCO, tiene uno de los escenarios para conciertos más solicitados del mundo (The SSE Hydro). En él actúan multitud de estrellas internacionales. Las estrellas musicales del día de mañana también se pueden descubrir en algunos bares como el King Tuts o el Nice n‘ Sleazy. La Ópera de Escocia, el Ballet Nacional y el Teatro Nacional también tienen su lugar, al igual que el "World Pipe Band Championship", un campeonato en el que se disputa nada menos que el título mundial de gaita.

Bonita y barata
En la mayoría de los más de 20 museos y galerías, así como otros monumentos de la ciudad, no hay que pagar entrada, por ejemplo en la Galería de arte y Museo Kelvingrove, que alberga una de las mayores colecciones de arte de Europa, la Gallery of Modern Art, la catedral de Glasgow St. Mungo‘s Cathedral o el Jardín botánico .

Variada
Escalada en una iglesia gótica, wakeboarding o deportes de invierno en verano : en Glasgow y sus alrededores hay mucho más que hacer que tan solo ver monumentos. Además, a tan solo 40 minutos en las afueras de la ciudad se encuentra el Loch Lomond: puede descubrir este Parque Nacional a pie, en barco o a caballo. Los amantes de la gastronomía pueden ver de cerca la producción de la bebida nacional escocesa y visitar una de las numerosas destilerías de whisky, como la Clydeside Distillery, en el centro de la ciudad, o la Glengoyne Distillery, haciendo una excursión a las Highlands. 

Con su mejor cara
En la pared de una casa saluda un panda en tres dimensiones, por allí pasa volando un astronauta... Glasgow se ha convertido en la auténtica meca del arte urbano. Dando un paseo por el Mural Trail puede descubrir las obras más atractivas. 

Apetitosa
En la zona oeste, el barrio Finnieston es el denominado "barrio gastronómico" de Glasgow, y su oferta comprende todos los gustos: desde locales jóvenes y modernos hasta restaurantes gourmet premiados. Por cierto: ¡Glasgow es la ciudad más amiga de los veganos de todo el Reino Unido! Y los bares también merecen una mención especial. Desde hace mucho tiempo, no todo gira en torno al whisky, aunque sea delicioso. Con las fábricas de cerveza independientes, la tendencia de la "Craft Beer" ha llegado para quedarse. Y los amantes de la ginebra estarán encantados con los denominados "gin bars", como el Gin71.


Continuar leyendo