Edimburgo-Glasgow

No solo para los amantes de las Tierras Altas, los aprendices de mago y los agentes secretos

PROPUESTA DE ITINERARIO

6 días: 2 días en Edimburgo + 1 día de paradas intermedias según preferencia + 3 días en Glasgow y las Highlands

Ruta:
Edimburgo–Culross (aprox. 50 min en coche o 1,5 h en transporte público de cercanías)
Culross–Stirling (aprox. 35 min en coche o 1,5 h en transporte público de cercanías)
Stirling–Glasgow (aprox. 40 min en coche o 30 min en tren)

o bien:

Edimburgo–Falkirk (aprox. 50 min en coche o 1,5 h en transporte público de cercanías) 
Falkirk-Stirling (aprox. 30 min en coche o aprox. 15 min en tren) 
Stirling–Glasgow (aprox. 40 min en coche o 30 min en tren)

Para ir entrando en ambiente y acompañarle por el camino, el Tour Guide Tales Podcast está elaborado por guías turísticos escoceses que le contarán acerca de los puntos de interés turístico, las localizaciones de películas y las historias de fantasmas de su tierra (en Spotify, Google Podcasts y Apple Podcasts).

Infórmese sobre las normativas de viaje aplicables en su región.
Por cierto: gracias a la opción de modificación flexible de reserva, podrá gestionar su reserva en cualquier momento, ¡incluso si sus planes cambian de repente!

 


Continuar leyendo

Primer destino: Edimburgo

Nuestro Motel One Edimburgo

Orientarse en Edimburgo es sumamente fácil, ya que la ciudad se encuentra dividida en dos mitades muy prácticas: New Town y Old Town, separadas por los jardines Princes Street Gardens. En nuestros dos Motel One se alojará justo en el centro de la ciudad y podrá llegar a pie a todos los puntos de interés turístico, tanto en la zona antigua como en la nueva.

OLD TOWN
Edificios con cientos de años de antigüedad, callejuelas estrechas y, por supuesto, el castillo medieval de Edimburgo, que se construyó sobre un volcán extinto y domina la ciudad: en el casco antiguo se sentirá como si estuviera en un escenario de película. No es de extrañar, ya que el centro histórico es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, al igual que el New Town.

NEW TOWN
La zona nueva se planificó en el siglo XVIII para dar solución a la sobrepoblación que existía en el casco antiguo. Actualmente, en esta zona se puede explorar la milla de las compras de Edimburgo, rodeada de elegantes edificios de estilo georgiano.

RECORRIENDO HISTORIA(S)

Inmersión: en The Real Mary Kings Close descubrirá durante una visita guiada la forma tan creativa en la que Edimburgo solucionó su boom de población y cuán variado es el casco antiguo. Y es que, si en el año 1600 el centro se encontraba al aire libre, ahora las calles y los espacios son subterráneos.

Gangas: varias Free Walking Tours con las más variadas temáticas (desde una visita al castillo hasta los fantasmas de la ciudad) comienzan cada día en el punto de encuentro designado, realizadas por personas autóctonas que disfrutan este trabajo y proporcionan información muy interesante. Al finalizar se paga de forma voluntaria según lo que a cada uno le haya parecido la visita. Programa e inscripción aquí.

Encantador: The Potter Trail. Harry Potter no pasa desapercibido para quienes visitan Edimburgo. Esta visita de Free Walking Tour le llevará a los lugares que sirvieron de inspiración a J.K. Rowling para sus historias y aquellos en los que las plasmó en el papel. Aquí puede inscribirse.

Un pueblo en la ciudad: a lo largo del río "Water of Leith", por el paseo Dean Village Walk se puede hacer un viaje en el tiempo justo en el centro de la ciudad (punto de inicio: Stockbridge). En el valle que el río ha excavado a lo largo de miles de años, pasará por pintorescas casitas y puntos de interés turístico como los jardines Dean Gardens, el manantial St. Bernard's Well y el puente Dean Bridge, llegando hasta la aldea de Dean Village, que fue fundada en el siglo XII. Un oasis verde y tranquilo en el que antiguamente había molinos cuyos restos aún se pueden ver.

CON BUENAS VISTAS

Camera Obscura and World of Illusions: ¡una atracción con mucha tradición! Fundada en 1835, esta es la atracción turística más antigua de Escocia y fue creada especialmente para los visitantes: en ella le esperan una azotea con vistas panorámicas de 360º sobre Edimburgo y cinco pisos con ilusiones ópticas interactivas, incluyendo un laberinto de espejos. ¡Pase por aquí!

Royal Botanical Gardens: el jardín botánico, que en 2020 celebra su 350 aniversario, también ofrece unas vistas fantásticas de la silueta de la ciudad. Además, allí podrá descubrir más de 100 000 plantas y 10 invernaderos en una superficie de 70 hectáreas. Actualmente es necesario realizar una inscripción previa.

Arthur’s Seat: con 251 metros, es la más alta de las siete colinas de Edimburgo y está rodeada por el Holyrood Park. También son los restos de un volcán que estuvo activo hace unos 350 millones de años. Punto de inicio de este pequeño "paseo": Holyrood Palace o desde el aparcamiento del lago Dunsapie Loch.

Pentland Hills Regional Park: una "tierra alta" en miniatura justo a las puertas de Edimburgo con una red de caminos de 100 km aproximadamente. Aquí tiene propuestas de ruta y un mapa para descargar (aprox. 50 min en coche o 1 h en autobús).

UNA EXCURSIÓN A... 

North Berwick: tomar algo en sus encantadoras cafeterías, curiosear por las galerías de arte, aprender sobre el mundo de los pájaros autóctonos en el Scottish Seabird Center, dar un paseo por la playa de Seacliff Beach o visitar las ruinas del castillo Tantallon Castle en un acantilado sobre el mar... ¡Merece la pena visitar North Berwick! (Aprox. 45 min en coche y en tren).

St. Andrews: en esta pequeña ciudad de costa no solo se encuentra la universidad histórica en la que se conocieron el príncipe Guillermo y Kate Middleton. También cuenta con el campo de golf más antiguo del mundo (en el que se pueden lanzar un par de bolas por un precio considerable), así como las impresionantes ruinas de una catedral del s. XII y la playa de West Sands Beach, con una arena fina y una agradable temperatura para bañarse de 14 °C como máximo en verano (aprox. 1,5 h en coche o 2 horas en tren).

Dundee: historia, cultura, fantasmas creativos, una cocina innovadora... ¡Y el mayor número de horas de sol de toda Escocia! La pequeña ciudad de Dundee es un destino muy prometedor, ideal para hacer una excursión de día desde Edimburgo, que a menudo está más bien nublado (aprox. 1,5 h en coche y en tren).

 


Continuar leyendo

Paradas desde Colinton hasta Stirling

Si va directamente, en solo una hora llegará de Edimburgo a Glasgow en tren o en coche. O también puede hacer un par de paradas por el camino, según le apetezca. Aquí tiene algunas propuestas: 

The Colinton Tunnel: este puente ferroviario del siglo XIX, que mide 140 m de longitud y se encuentra abandonado desde 1967, está adornado con el grafiti más grande de este tipo en Escocia (aprox. 20 minutos en coche o 40 min en transporte público de cercanías).

Carlingnose Point: además de la rara flora y fauna que se puede explorar en la Wildlife Reserve, también hay unas espectaculares vistas al Forth Bridge. El puente ferroviario, que fue inaugurado en 1890, actualmente es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y, si va en tren desde Edimburgo, pasará justo por encima (aprox. 20 min en tren o 40 min en coche).

Culross: considerado uno de los pueblos más pintorescos de Escocia, Culross fue también el escenario de la serie "Outlander". En los siglos XVII y XVIII, este pueblo fue un importante puerto en el río Forth. En el centro se encuentra el Culross Palace, en cuyos jardines se pueden adquirir frutas y verduras frescas. También puede deambular por sus encantadoras callejuelas, en las que tendrá la sensación de estar en un museo viviente (aprox. 50 min en coche o 1,5 h en transporte público de cercanías).

Falkirk: al noroeste de Edimburgo, en el valle de Forth se encuentra esta ciudad que a menudo pasa desapercibida, pero que tiene mucho que ofrecer a quienes les interese la ingeniería moderna. Y es que aquí, por un lado, se encuentra The Kelpiesdos gigantescas esculturas de caballos (cada una mide 30 metros de altura y pesa 300 toneladas) realizadas en acero por el artista Andy Scott. Los "Kelpies" son espíritus del agua de la mitología celta, pero estas esculturas representan también la historia de los caballos de tiro, que en la época de la Revolución Industrial tiraban de barcazas a lo largo del canal. También es impresionante el Falkirk Wheel, el elevador de barcos más grande del mundo y el único que es rotativo. Prácticamente una noria gigante para barcos (aprox. 50 min en coche o 1,5 h en transporte público de cercanías).

Una sugerencia para los amantes de los castillos: también pueden ir directamente de Edimburgo a Falkirk y no hacer las paradas mencionadas anteriormente. Por el camino, a lo largo de la costa se encuentran el Linlithgow Palace, el palacio de recreo de los Estuardo, y el Blackness Castle con su diseño único en forma de barco. 

Stirling, también conocida como la puerta de las Highlands, fue antiguamente la capital de Escocia y el centro del comercio y la agricultura. Hoy en día, esta pequeña ciudad es conocida sobre todo por su castillo medieval, el Stirling Castle, que reina sobre una colina y que hasta 1685 fue una de las residencias principales de los reyes escoceses. Cerca de allí se encuentra el Wallace Monument: la torre mirador sobresale por encima de los campos donde el héroe nacional William Wallace (el auténtico "Braveheart") llevó a la victoria a sus tropas en la batalla de Stirling Bridge (aprox. 1 h en coche o 2 horas en tren).

 


Continuar leyendo

Segundo destino: Glasgow

Nuestro Motel One Glasgow

Sin embargo, merece la pena visitarla, ya que tanto el panorama creativo como el cultural, las zonas verdes de la ciudad y su ventajosa ubicación cerca de las Highlands sitúan a Glasgow en la lista de destinos imprescindibles para hacer una escapada urbana.


URBANO
City Centre Mural Trail
: este paseo no solo le llevará por todo el casco antiguo, sino que, al pasar, también podrá disfrutar del creativo panorama de arte urbano de Glasgow. El primer mural se creó en 2008 y hoy en día ya hay unas 29 obras, desde cocodrilos y conejitos hasta taxis voladores, pasando por astronautas, e incluyendo desde el estilo fotorrealista hasta el abstracto.

VERDE
Pollok Country Park
: la traducción de Glasgow en gaélico es "lugar verde y querido". Hay más de 90 parques y jardines abiertos al público para relajarse. El parque Pollok Country Park ya ha sido galardonado varias veces y es el más grande de Glasgow. Incluye un jardín con fauna como las vacas escocesas de las Highlands.

 

¡QUÉ BARATO!
En la mayoría de los más de 20 museos y galerías de la ciudad no hay que pagar entrada, como por ejemplo, en la Galería de arte y Museo Kelvingrove, que alberga una de las mayores colecciones de arte de Europa, la Gallery of Modern Art, la catedral de Glasgow St. Mungo‘s Cathedral o el Jardín botánico. Y en Glasgow también hay Free Walking Tours a diario, que se centran en la arquitectura y la historia. Puede inscribirse.aquí.

 

PARA ABRIR EL APETITO

El barrio de Finnieston en la zona oeste ha sido designado el "barrio foodie" de Glasgow. Aquí podrá encontrar desde locales jóvenes y modernos hasta restaurantes gourmet, sin olvidar la Craft Beer y los Gin-Bars. Y ADEMÁS: ¡Glasgow es la ciudad más amiga de los veganos de todo el Reino Unido! 

En ella también se encuentra The Dockyard Social: un mercado de comida callejera muy variado que incluye hasta DJ en directo de viernes a domingo. En este momento es necesario realizar reservas de franja horaria (gratuitas).

 

SUBIENDO A LAS TIERRAS ALTAS

La West Highland Line es uno de los trayectos ferroviarios más bonitos del mundo. Esta línea comienza en la Glasgow Queen Street Station y lleva directamente hasta Mallaig recorriendo el maravilloso paisaje de las Highlands (trayecto de 5 h aprox.). Durante este trayecto, atraviesa, entre otros, el viaducto de Glenfinnan, ofrece impresionantes vistas del lago Shiel, el lago Eilt y la montaña Ben Nevis, muchos de los cuales fueron escenarios de las películas de Harry Potter, James Bond y Braveheart. Atraviesa el Parque Nacional de los Trossachs hasta el Atlántico y la estación final de Mallaig, que antiguamente era el mayor puerto de Europa para la pesca del arenque. 

Para aquellos que tengan menos tiempo, el tren se divide en Crianlarich, de forma que es posible ir "solamente" hasta Oban en lugar de llegar hasta Mallaig (aprox. 3 h). Este recorrido pasa a lo largo del río Clyde, por el lago Lomond y el Parque Nacional de los Trossachs, atravesando montañas y fiordos. Otra opción: cambiar en Fort William al tren Jacobite Steam e ir hasta Mallaig con el antiguo tren de vapor.

Por cierto: en el Motel One Glasgow, ¡podrá ver impresiones de este trayecto por todas partes! 

Y hablando del lago Lomond y del Trossachs National Park: en tan solo una hora, estará en el Loch Lomond, el lago más grande de Escocia, que ofrece opciones para practicar cualquier tipo de deporte acuático. Además, numerosas rutas de senderismo le llevarán por el Parque Nacional (aprox. 45 min en coche o 1 h en tren).

 

SLAINTE MHATH!

La expresión "salud" en gaélico puede serle de gran ayuda cuando esté visitando un pub o una de las numerosas destilerías de whisky. Después de todo, el whisky es la bebida nacional, así que también merece la pena echar un vistazo al vaso... ¡Y a su fabricación! 
Escocia se divide en cinco regiones de whisky. Glasgow se sitúa en el Lowland, cuyo clima y paisaje son ideales para el cultivo de la cebada y, por lo tanto, para la fabricación. Esta región es célebre por sus whiskys ligeros y tradicionalmente sin turba, conocidos por sus notas dulces y herbosas, así como por su suavidad.

Aquí tiene una pequeña selección. Tenga en cuenta que, debido a las medidas adoptadas como consecuencia de la COVID-19, es posible que los horarios de visita hayan cambiado o se hayan suprimido:

The Glasgow Distillery: se encuentra directamente en Glasgow (aprox. 10 min en coche o 30 minutos en transporte público de cercanías).

Auchentoshan Distillery: una de las marcas de whisky escocés más conocidas (aprox. 20 min en coche o 50 min en tren y autobús).

Glengoyne Distillery: esta pequeña destilería cuenta con una ubicación idílica, en el umbral de las Highlands (aprox. 30 min en coche o 1 h en tren y autobús).


Continuar leyendo

¿Quiere cambiar de planes? Con nuestra opción de modificación flexible de reserva, tiene todas las puertas abiertas.